29/05/2014

Semillas de marihuana autoflorecientes

La cosecha rápida

Si deseas recoger una cosecha rápida y de gran calidad de cogollos de marihuana, la mejor opción será que elijas semillas de cannabis autoflorecientes.

Este tipo de semillas te proporcionarán un cultivo rápido y eficaz sin que tengas que estar pendiente de los ciclos normales de luz, ni de retirar las plantas macho.

“Con las semillas de marihuana autoflorecientes podrás tener una planta madura en tan solo diez semanas”

A continuación te contamos qué son y cómo aprovecharte de los beneficios y ventajas de estas súper-semillas de marihuana.

¿Qué son las semillas autoflorecientes de cannabis?

Las variedades de semillas autoflorecientes de marihuana poseen un gen de autofloración que las hace florecer con la edad, independientemente de las horas de luz que reciban al día.

El gen encargado del rápido crecimiento proviene de la especie de cannabis ruderalis que procede de Canadá y Rusia.

Su principal característica es que produce unos niveles de THC muy bajos.

En los últimos tiempos, y gracias al cruce genético de estas variedades de autofloración con otras plantas de alto nivel de THC, se han conseguido semillas que proporcionan una cosecha de floración automática con altos niveles de psico-actividad.

“Estas súper semillas son capaces de producir dos o más cosechas, durante un verano normal, y capaces de llegar a la madurez en tan sólo 10 semanas en un espacio interior bajo luces”

Ventajas de las semillas de auto-floración de cannabis:

  • Pueden germinar en 24-48 horas.
  • Pueden cultivarse en cualquier época del año. Recomendamos la siembra desde marzo hasta finales de agosto.
  • El tiempo de una cosecha con semillas de cannabis autoflorecientes puede ser de 60 a 70 días desde su plantado, lo que asegura de 3 a 4 cultivos anuales.
  • Al tener un período de cosecha tan corto, con una maceta de 5 a 10L. habrá suficiente para todo el ciclo.

Semillas autoflorecientes: un ciclo de 8 semanas.

Te contamos cuáles son los pasos a seguir si deseas plantar estas súper-semillas:

1. Germinar las semillas autoflorecientes; puedes ver los consejos de germinación en esta artículo
.

2. Cuando aparezca el rabito blanco ya puedes plantarlo en maceta.

Te recomendamos que lo dejes a 16 horas de luz + 8 de oscuridad, y lo riegues con abono de crecimiento y con un estimulador de raíces.

Pasado un mes y medio, las hembras comienzan su última fase de crecimiento preparándose para iniciar la floración, entonces podrás ver un crecimiento sorprendente.

“Algunos ejemplares, pueden duplicar el tamaño y alcanzar hasta un un metro y medio de altura.”

3. En el momento en que salgan los pelos blancos, voi-là! “La floración habrá empezado”.

Te recomendamos que dejes de usar el estimulador de raíces y lo cambies por una dosis baja de abono de floración.

4. Al final de la floración, tienes que esperar que el 70-80% de los pelos blancos de la planta se vuelvan marrones.

Entonces te recomendamos que empieces a “lavar la planta” durante unos 15 días naturales con agua osmotizada o desmineralizada para que no queden restos de nutrientes.

Optimiza al máximo tu cosecha rápida de Marihuana:

  • La luz es indispensable:
    Si realizas un cultivo exterior es conveniente que lo sitúes en la zona más soleada que dispongas, para darle las temperaturas más altas.
    Por ese motivo este tipo de semillas de marihuana autoflorecientes no son convenientes para cultivos de invierno en exterior.

  • Menos es más:

Puedes usar macetas de 5,5 litros o un máximo de 10 litros.
No necesitas usar más volumen de tierra porque inician su floración rápidamente.

El trasplante definitivo lo puedes realizar en macetas grandes, compartidas con varios ejemplares, o bien directamente en el suelo.

Si deseas plantar en el suelo, lo puedes hacer en líneas separadas entre sí entre 30 y 40 centímetros.

“Recuerda que cuanto mayor sea la separación entre planta y planta de marihuana, más espacio tendrán para crecer y mayor sol podrá penetrar en todas sus partes.”

  • Acelera el proceso
    Estas variedades consumen menos nutrientes nitrogenados.
    A la semana de su germinación ya podemos trasplantarlas para acelerar al máximo su proceso de crecimiento.

La producción media de estas plantas oscila entre los 30 y 60 gramos, dependiendo evidentemente de la variedad escogida.

Algunos inconvenientes a tener en cuenta:

  • Cuidado con los pulgones pues podrían destruir la cosecha rápida.
  • Las variedades de autoflorecientes no se pueden clonar porque pasan al crecimiento sin casi haber enraizado correctamente.

Te recomendamos estas semillas de marihuana autoflorecientes: